Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Leire Guinea: “Queremos analizar la influencia que los montes y ríos han tenido en el modo de vida de Soraluze y completar un relato común”

El pedrusco suspendido del ayuntamiento a la casa del cura el pasado otoño dio mucho que hablar. Fue una iniciativa de la Sociedad de Ciencias Aranzadi con la intención de poner en valor la Ruta de los Dólmenes y socializar la puesta en pie del menhir de Arribiribilleta. La acción fue llevada a cabo por el grupo de montes y ríos de Alkarrekin. Precisamente es una iniciativa que refleja muy bien su objetivo principal. Poner en valor los montes y ríos del pueblo, teniendo en cuenta la importancia que han tenido en la identidad de Soraluze.

Leire Guinea y José Luque son miembros del grupo y tienen también más ideas en mente.

3

¿Qué importancia tienen los montes y ríos en la identidad de Soraluze?

LEIRE: Nuestra intención es investigar eso. No solo los ríos. Como ha influenciado el paisaje en general en los placentixs y viceversa. Estudiar el paisaje y hablando con los ciudadanos conocer que uso han tenido los ríos y montes para determinar que usos se pueden recuperar. El rio por ejemplo, tenemos la sospecha de que hoy en día no es centro de reunión de los vecinos y en un tiempo en cambio sí. Aun siendo con otro uso, quisiéramos ponerlo utilizable para toda la ciudadanía.

A día de hoy, ¿lo tenemos subestimado? ¿Vivimos dándole la espalda?

LUKE: Cuando comencé en este grupo lo hice con la idea de impulsar el uso del rio o de otra zona. Yo no he planteado nunca que la gente comience a bañarse ahora mismo, es impensable, pero si hacerlo atractivo planteando actividades en la orilla o dentro del agua sin tener que bañarse. Me atraía la idea de estimular en los placentinos la mentalidad de que el rio puede ser utilizable.

Las actividades que se plantean son tangibles, realizables. Otra cosa es que tenemos que cambiar nuestra mentalidad, que el rio no es algo asqueroso y sucio. Cuando hemos planteado actividades hemos querido que sean entendibles, accesibles y reales. Para eso hay que creer en las propuestas que se ponen encima de la mesa.

LE: Para cambiar la mentalidad hay que hacer también labor de divulgación. Estar con la gente mayor para darnos cuenta de la importancia que tienen en la identidad local y para cambiar la mentalidad de la gente. No solo trasformar el espacio. Hacer ver que es parte de nuestra naturaleza y que puede ser parte de nuestra cotidianidad. Ver qué importancia le daban nuestros antepasados, para que se la den las generaciones jóvenes.

Mirando al presente y al futuro, el recuperar esa memoria ¿puede traer la unión de los ciudadanos y el sentirse parte de algo?

LE: Eso es lo que nosotros buscamos. Poder hacer ese relato común. No solo marcar los caminos , llenarlos de contenidos también. Si no analizamos esas realidades es difícil generar vínculos afectivos.

Para desarrollar todo ese trabajo ¿és importante implicar a los ciudadanos?

LU: Esto no es nuevo. En los mejores tiempos de la Sociedad Deportiva , se organizaba un montón de gente alrededor de cosas como esta. Movía gran cantidad de gente. Probablemente, quienes movían eso acabaron quemados porque siempre eran los mismos y no se ha hecho el relevo. Si queremos que Soraluze siga vivo, tenemos que mentalizar a la gente para que permanezca activa. Tenemos que trasmitir ilusión. Pero en este momento con frecuencia me encuentro ante una pared. No sé como plantearlo. Hay una apatía general, y aunque en la Asamblea General participo mucha gente, cuesta mucho activarlos y poner en marcha una dinámica permanente.

LE: Hemos perdido la costumbre de participar. Hoy en día vivimos con más comodidad. La mejor forma de animar a la gente a participar es hacer cosas. En Alkarrekin hasta ahora nos hemos dedicado a pensar y ahora pasaremos a la acción. Pienso que resultara atractivo y a ver si así, también se nos una más gente. Lo demás no tiene sentido el trabajo que estamos haciendo. Nuestro planteamiento tiene mucha relación con el trabajo comunal, porque queremos hacer las cosas con lxs vecinxs.

El trabajo de más envergadura este año ha sido la divulgación del menhir y la Ruta de los Dólmenes. ¿Qué iniciativas planteáis cara al futuro?

LE: En la práctica no hemos profundizado demasiado todavía. Disponemos del borrador. En la Ruta de los Dólmenes Aranzadi continua su labor. En verano estarán trabajando y veremos si hay alguna posibilidad de que lxs vecinxs colaboren en forma de trabajo comunal en las excavaciones. Todavía queda mucha tarea para divulgar el patrimonio existente en el mendi gain.

LU: La Ruta de los Dólmenes es un hermoso escaparate de cara al exterior. Viene mucha gente de fuera. Con frecuencia viene gente en microbuses a San Andrés para hacer el recorrido. Para los placentinos en cambio hay ha quedado el tema.

LE: Tenemos que acertar en su divulgación para que el pueblo lo sienta como algo que es suyo. Es a lo que nos referimos cuando hablamos de poner las cosas en valor. Hay que influir en el pensamiento de la gente.

LU: Sí, y que el monte no sea solo cuantos kilómetros hago en cuanto tiempo y etcétera. Hay que darle otra vuelta a eso fomentando el conocimiento del entorno. Qué tipo de fauna y flora tenemos, para que se utilizaban los caminos rurales... Para dar otra visión del monte. No tenemos que inventar nada nuevo.