Comienza el drenaje del viaducto

22/02/2016
Las obras de mejora en el viaducto de Larreategi de la AP-1 tienen por objeto reconducir las aguas y evitar las inuncaciones de la GI-627 a la altura del barrio de Irure.

Esta semana, comenzarán las obras del proyecto de mejora del drenaje en la AP-1 a la altura del viaducto de Larreategi en Soraluze, concretamente entre el túnel de Eitza y el segundo estribo del viaducto. El proyecto, con un presupuesto de 197.586 € y un plazo de ejecución de 2,5 meses será financiado por la Agencia Guipuzcoana de Infraestructuras, Bidegi.

Esta actuación tiene como objeto reconducir las aguas, que en la actualidad  se concentran en el estribo del viaducto para dispersarse después por la ladera, llevándolas a su cauce natural, a la regata de Zabale mediante una canalización a cielo abierto. Así mismo  se prevé  habilitar un paso para personas y animales para utilizar las dos partes de la parcela.

Dentro de las obras a realizar,  también  se ejecutará  un nuevo drenaje, acorde a los  caudales y a la normativa existente,  canalizando la regata Zabale por medio de un colector por el camino de Irure que atravesará la carretera GI-627 para desaguar en el rio Deba. Esta solución evitará las inundaciones de la citada carretera que en momentos de precipitaciones fuertes se suelen producir por la insuficiencia del actual drenaje que discurre bajo la empresa Talleres Placencia.