Agenda 21 Escolar

09/06/2020
Los centros educativos de Debabarrena han trabajado el tema de la producción y el consumo responsable; el Ayuntamiento ha respondido mediante un vídeo a las propuestas del alumnado.

Este año, ante la situación de crisis sanitaria que vivimos, en lugar de celebrarse el pleno de la Agenda 21 Escolar, los ayuntamientos han respondido mediante vídeo a las peticiones y propuestas de los alumnos y alumnas.

El pasado viernes, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Soraluze respondió a las propuestas del alumnado a través de un vídeo, en el que también se incluye un repaso de las peticiones del año pasado y su nivel de cumplimiento.

Durante este curso escolar, los centros educativos han trabajado el tema de la producción y el consumo responsable, para lo cual han contado con la colaboración del Ayuntamiento de Soraluze, Ingurugela y la Agencia de Desarrollo comarcal Debegesa. La iniciativa cuenta con el apoyo económico del Gobierno Vasco.

Entre las aportaciones realizadas al Ayuntamiento de Soraluze, se encuentran las siguiente:

  • Organizar más de una vez al año un mercado de ropa de segunda mano.
  • Guardar los alimentos sobrantes de los bares al final del día en una nevera que se puede ubicar en el ayuntamiento.
  • Prohibición de las bolsas de plástico en las tiendas y que el ayuntamiento reparta bolsas de tela a los y las ciudadanas. 

El video con las respuestas del Ayuntamiento es el siguiente:

 

Agenda 21 Escolar en Debabarrena

En estrecha colaboración con los ayuntamientos, desde hace 19 años la Agencia comarcal de Desarrollo Debegesa impulsa y coordina en Debabarrena, junto con Ingurugela y los Ayuntamientos de la comarca, la Agenda 21 Escolar, un programa de educación ambiental dirigido a la comunidad educativa.

Los objetivos perseguidos con este proyecto son:

  • Trasformar los centros educativos en modelo de buenas prácticas ambientales y sociales.
  • Crear un alumnado capaz de identificar los problemas sociales y medioambientales de su entorno y dar solución a los mismos.
  • Educar para crear una cultura participativa y respetuosa con su entorno.

En el proyecto participan un total de 30 centros educativos. El proyecto es ambicioso y engloba acciones dirigidas a toda la comunidad educativa (profesorado, alumnado y familias).