El Ayuntamiento de Soraluze acondiciona el piso de Santa Ana 32 para atender en caso de situaciones de urgencia social

22/09/2022
El Consistorio invierte 5.388,38 euros en adecuar y limpiar este servicio

 

El Ayuntamiento de Soraluze ha invertido 5.388,38 euros en la adecuación y limpieza del piso municipal de acogida para la atención de situaciones de emergencia social ubicado en la calle Santa Ana, número 32. Con la realización de esta inversión, el servicio ya está listo y equipado para ser utilizado en caso de ser necesario. El pasado 15 de junio se publicó en el Boletín Oficial de Gipuzkoa la aprobación definitiva de la Ordenanza municipal reguladora de este piso municipal y seguidamente se han acometido los trabajos para acondicionarlo.

 

Casos en los que se dará acogida

Tal y como explica la responsable municipal del área de Sanidad, Bienestar Social e Inmigración, Patricia Borinaga, “el objetivo de este piso de urgencia social es dar respuesta, mediante el acceso temporal al uso de esta vivienda, a situaciones de urgencia o emergencia” y detalla las situaciones en las que se dará acogida:

- Desahucios dictados por sentencia judicial firme en procedimientos seguidos ante la jurisdicción civil por falta de pago por insuficiencia de recursos, por necesidad de la persona propietaria, por declaración de ruina y similares.

- Declaración municipal de ruina inminente de la edificación que sirva de residencia a las personas necesitadas de acogida.

- Catástrofe, incendio, inundación y fenómenos similares que inhabiliten la edificación que sirva de residencia a la unidad familiar.

- Conflicto familiar grave que ponga en peligro la seguridad física o emocional de las personas; situación de sinhogarismo y otras situaciones de emergencia debidamente justificadas mediante informe social.

 

Borinaga recuerda, asimismo, que “este recurso de urgencia puede ser utilizado simultáneamente para dar solución a problemas de personas y/o unidades convivenciales distintas”.

 

Máximo cuatro personas de Soraluze

La ocupación máxima del piso será de cuatro personas y, como requisito general, podrá ser usuaria del mismo cualquier persona residente en Soraluze con una antigüedad mínima de seis meses ininterrumpida en el padrón. Con carácter general, la duración máxima de estancia en la vivienda será de cuatro meses y esta estancia podrá prorrogarse por un máximo de otros cuatro meses más, previo informe favorable de los Servicios Sociales de Soraluze.

“Las personas usuarias de estos servicios deberán abonar la tasa que anualmente se fije en la correspondiente Ordenanza Fiscal. Los gastos derivados del uso del servicio (electricidad, gas, agua, basura…), por su lado, irán a cargo del Ayuntamiento”, concluye Borinaga.