Itinerario de inclusión para mujeres

24/03/2021
Un total de 18 pertsonas han participado en el programa de inclusión para mujeres en situación de exclusión organizado por el Ayuntamiento de Soraluze, Debegesa y Zabaltzen Sartu.

El pasado mes de febrero finalizó en Soraluze el proyecto “Itinerario de Inclusión para mujeres en situación de exclusión o riesgo de Soraluze” y la valoración que se hace del mismo es muy positiva.

Tal y como explica la responsable del Área de Sanidad, Bienestar Social e Inmigración municipal, Patricia Borinaga, “la puesta en marcha de este proyecto se aprobó en el marco del Plan de Acción para 2019-2020 de la Red de Inclusión sociolaboral de Debabarrena-Gizarteratze Sarea y para llevarlo a cabo se firmó un acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento de Soraluze, Debegesa y Zabaltzen Sartu Koop. Elkartea y se contó con la financiación de la Diputación Foral de Gipuzkoa (Programa ElkarEkin), de los ayuntamientos de la comarca a través de Debegesa y del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco a través de Zabaltzen Sartu Koop.”

El proyecto, cuyo  principal objetivo ha sido la mejora del nivel de activación y empleabilidad de las mujeres participantes, se ha desarrollado en los locales del Gazteleku municipal de Soraluze de lunes a jueves, en horario de 09:00 a 13:00 horas, desde el 26 de octubre de 2020 hasta el 22 de febrero de 2021. En el mismo han participado 18 mujeres, 15 de las cuales finalizaron el programa como aptas. El perfil de grupo ha sido el de mujeres de edades comprendidas entre los 26 y los 35 años (44%), con estudios extranjeros no homologados, migrantes (95%) y en situación de vulnerabilidad o de exclusión económica al no disponer de ingresos directos propios.

La dinámica de trabajo ha combinado el trabajo individual y grupal y la metodología empleada ha incorporado el empoderamiento y la perspectiva intercultural como elementos que asientan las base de una sociedad inclusiva.

Se han llevado a cabo con las mujeres participantes actividades grupales orientadas a aumentar su empleabilidad y empoderamiento en el ámbito formativo y laboral, a adquirir competencias digitales básicas y a mejorar su autoestima, sus habilidades de comunicación y su inteligencia emocional. Además, se han trabajado con ellas 3 tipos de itinerarios individuales: el socio-personal, el formativo y el laboral.

Borinaga valora muy positivamente el programa y los resultados del mismo ya que “el 90% de las mujeres que han participado en el mismo han mejorado sus habilidades personales y sociales, el 100% han mejorado en el conocimiento y uso de los recursos comunitarios y el 95% han mejorado sus competencias formativas. Además, con el objetivo de mejorar sus posibilidades de encontrar trabajo, todas han sido asesoradas en la elaboración de CV, se han inscrito en páginas de empleo y se ha trabajado con ellas el formato de las entrevistas” y destaca “el alto grado de satisfacción de las participantes que se sitúa en un 4,7 sobre 5, siendo 1 muy insatisfactorio y 5 muy satisfactorio”