Modificada la ordenanza de civismo

08/07/2020
El Ayuntamiento ha modificado la ordenanza de civismo de 2017 a fin de que los propietarios de perros tomen medidas para minimizar el efecto de las micciones de los animales.

El Ayuntamiento elaboró y aprobó en 2017 la Ordenanza Municipal de Civismo, tras un proceso participativo de 4 meses.

El objetivo de dicha norma no es otro sino el de mejorar la imagen del municipio y la convivencia vecinal.

Recientemente, en vista de los problemas originados por las micciones de los perros, se ha llevado a cabo una modificación puntual de la citada ordenanza.

De esta forma, a partir de ahora, los dueños de los perros no sólo deberán recoger los excrementos que sus animales depositan en la vía pública, sino que también deberán tomar precauciones cuando orinen, vertiendo agua con vinagre para reducir el efecto de los orines.

La citada modificación se puede consultar AQUÍ.