Nuevo desfibrilador para el hogar del jubilado

21/03/2018
El Ayuntamiento de Soraluze ha adquirido un nuevo desfibrilador externo automatizado (DEA) para instalarlo en el Hogar del Jubilado “Itxaropena”; es el sexto dispositivo que se instala.

La inversión realizada en este nuevo desfibrilador, adquirido a la empresa BEXEN CARDIO, es de 2.026€ (IVA incluido) y el plazo de entrega previsto es de 4 semanas.

Con la instalación de este nuevo aparato en el Itxaropena serán 6 los desfibriladores existentes en el municipio: campo de fútbol, residencia de ancianos, polideportivo, centro de día, policía municipal y hogar del jubilado.

Tal y como explica la responsable de la Comisión de Sanidad, Bienestar Social e Inmigración municipal, Patricia Borinaga, “el objetivo que se persigue con la instalación de estos aparatos es convertir a Soraluze en un municipio cardioprotegido, es decir, un municipio que disponga de desfibriladores en espacios públicos y dependencias municipales, para ser usados en caso de que una persona padezca una parada cardíaca, actuando de forma rápida y eficaz ya que, tal y como señalan diversos estudios, actuando en los primeros 5 minutos tras un paro cardíaco, se eleva la supervivencia de la persona hasta un 70%. ”

La técnica de la reanimación cardiopulmonar (RCP) es muy sencilla ya que sólo son necesarios 10 minutos para asimilarla, aunque no se tenga ninguna formación sanitaria previa. Por ello, el pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Soraluze adquirió 2 maniquís para RCP y un simulador de desfibrilador (966,79€) para, a lo largo del año 2018, impartir de cursos básicos de RPC dirigidos a asociaciones, colectivos, etc.

Hasta el momento se han impartido 3 de estos cursos (a las y los trabajadores municipales, a las y los comerciantes de Soraluze y al Sora Futbol Taldea) y, la idea es impartir otro curso en el mes de abril en el Hogar del Jubilado “Itxaropena”.

Estos cursos están siendo impartidos de manera voluntaria y gratuita por Lourdes Letona y Ana Zubiaurre, médicos del ambulatorio de Soraluze, con la ayuda, también voluntaria, de personal de SOS Deiak, del jefe de la Policía Municipal, Gotzon Odriozola y la colaboración del Hospital de Mendaro que presta sus maniquís para RPC en aquellos cursos con un alto número de personas participantes.